Menu

Piel AceitunadaAurora1

 

Autor: Aurora Bolzoni Capilla
Edad: 66 años
Localidad: Abanto Zierbana

La autora de este relato, -que soy yo- vivió una niñez que no la pertenecía haciéndose mayor antes de tiempo, con unas obligaciones de persona adulta-madurando demasiado deprisa- con apenas doce años de edad tuve que dejar la escuela y dedicarme a llevar la casa y sacar adelante a mi padre, -que trabajaba todo el día- estando solos mi hermano de cinco años y yo.

Leer más...

Cuéntanos tu experiencia o recoge una vivencia de tu entorno

Las experiencias de los mayores son un patrimonio para el desarrollo de nuestra sociedad. Desde el certamen Gaurko Nagusia, Abuelo-a Actual se promueve esta iniciativa para que las enseñanzas del pasado nos sirvan en el presente.

Accede a nuestras NOTICIAS

 

CATEGORÍAS

Erandio
Trapagaran
Sestao
Bilbao
Abanto Zierbana

ETIQUETAS


 

Las cuatro migraciones de Teresa

Autor:

Carmen Peña

Edad:

67 años

Localidad:

Erandio

Teresa tenia 5 años cuando ya sufrió la primera emigración de su tierra natal allá en su mísero y pobre arrecife de Lanzarote. En el año 1914 , junto a su hermana y padres,  se embarcó hacia la bonita isla de Cuba. Allí llegaron después de un viaje eterno. No tenían familia pero sí algún amigo de su pueblo. Se instalaron y pronto empezaron a trabajar; sus padres en la caña de azúcar y en las plantaciones de tabaco. Cuando hicieron algún dinero montaron un bazar donde se vendían telas, zapatos, artículos de bazar, alimentación etc. En pocos años nacieron 3 hermanos más. Pasaron los años y vivía bien; estudiaron y tenían actividades impensables en aquellos años en España. Herminio, que era de un pueblo muy remoto de Cantabria, también emigró a Cuba. Se colocó en el bazar de sus padres y surgió el amor. Atrás dejó una madre viuda, una hermana enferma y un hermano en la cárcel. Herminio y Teresa se casaron y vivían bien; trabajo no les faltaba.

Leer más ...

Ida y vuelta a Montevideo

Autor:

Ana María Iturbe

Edad:

80 años

Localidad:

Erandio

Nací en Balmaseda en 1933 y con año y medio fui a vivir a Amurrio. Cuando tenía tres años estalló la guerra civil. Rememorar aquello todavía me paraliza como si estuviese allí. Cuando sonaban las sirenas corríamos como si alguien nos pisase los talones y no parábamos hasta llegar al refugio. Teníamos un perro que antes de sonar las sirenas ya nos avisaba.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Organiza

SpanishESEuskaraeu-ES