Menu

Todos los Relatos

Prev Next

Carpe Diem

Autor:

Leonor Laiz

Edad:

85 años

Localidad:

Bilbao 

Rondaba el año 1931, tras la postguerra, cuando comenzó todo. Leonor vivía en un pueblo cerca de Valladolid. Era la pequeña de una familia de 10 hermanos, 7 varones, y 3 mujeres. Todavía no sabía lo que ese duro año le deparaba. Comenzó ese mismo año con la noticia de que uno de sus hermanos, que acababa de regresar del frente, con tan solo 18 años, mientras hacia el desfile de fin de guerra, se le empezó a hinchar las piernas, cayó enfermo, y al poco tiempo falleció. Todos se quedaron muy sorprendidos, era un chico joven y según parecía, con una buena salud. Pero descubrieron que tenía problemas del corazón y esa fue la causa de la trágica noticia.

Leer más ...

La crisis económica de la postguerra (1939)

Autor:

Flora Garamendi

Edad:

97 años

Localidad:

Erandio 

Después de la Guerra Civil (1936-1939), los años de la postguerra fueron muy duros para la economía vasca, a pesar del mantenimiento de las infraestructuras. La población en general pasó muchísima hambre, por la política autárquica de autoabastecimiento y por el castigo y venganza sobre Bizkaia y Gipuzkoa consideradas provincias traidoras al Regimen de Franco.

Yo tenía 23 años y vivía junto a mi madre y una hermana en Galindo, un barrio de Trapagaran. A pesar de que las circunstancias económicas generales eran de extrema gravedad, las nuestras eran razonablemente buenas.

Leer más ...

Trabajar duro en el campo

Autor:

Pedro Magdaleno

Edad:

88 años

Localidad:

Erandio 

Me llamo Pedro Magdaleno Rodriguez. Me he impuesto hacer una recopilación de los vaivenes de mi vida, que no ha sido nada interesante para el lector. Si bien carece de experiencias difíciles como podría haber sido el atravesar una época de mi juventud donde una gran parte de la sociedad española se vio envuelta en un ambiente de guerra civil, en el que hoy la mayoría de personas de mi edad encontrarán tema para contar tristes experiencias, mientras que yo pude librarme de ello al encontrarme en una zona (un pueblecito de Zamora) donde todo se desarrolló de forma desapercibida.

Leer más ...

96 años en la memoria

Autor:

Luis Ortiz

Edad:

 96 años

Localidad:

Bilbao 

Nadie que le ve se lo cree. Nos espera en “La Granja” y no nos permite invitarle al café, nos lleva al rincón donde, según nos dice, ya le han hecho varios reportajes; nos hace sentar y, por su empeño, le dejamos que nos sirva. Ya está acostumbrado a enseñar su DNI para demostrar que, como él dice, poco le falta para los 97.

Se ha operado de cataratas para que le renueven el carné de conducir pues “necesito el coche para bajar al banco de alimentos” donde ficha a las 7 de la mañana para llevar una parte importante de la administración hasta que cierra la oficina, a las 12:00 horas. Es el voluntario de más edad de todos los bancos de alimentos de Europa y desconoce si también del resto del mundo. Nos explica que no puede faltar ningún día porque como tiene buena memoria es a él a quien le preguntan la mayoría de las cosas. Nos convencemos de ello cuando nos da con todo tipo de detalles las cifras sobre procedencias, distribución, donativos, tipos de alimentos, evolución del banco y aumento de la pobreza.

Leer más ...

La energía que llevamos dentro

Autor:

María Luisa Fernández

Edad:

 81 años

Localidad:

Sestao

A María Luisa le abandonó su marido cuando tenía cuarentaytantos años y sus dos hijas estaban estudiando. Siendo el único sostén de la familia, para salir adelante trabajaba en todo lo que podía: vendía libros, cuidaba niños, puso una panadería… todo era poco para ayudar a los suyos, lo que incluía también a sus padres jubilados, “de los de antes que cobraban una miseria”.

En esta “pelea” con la vida, un par de años más tarde, le ocurrió lo que relata como uno de los problemas más graves que ha tenido que afrontar, un accidente de coche que se saldó con un rosario de desdichas: el coche en siniestro total, un tiempo en coma que todavía no sabe ni le interesa concretar, una estancia de 6 meses en el hospital con graves lesiones y la perspectiva de quedar en una silla de ruedas.

Leer más ...

Mi segunda madre: Mi hermana

Autor:

Lucía

Edad:

 68 años

Localidad:

Trapagaran

Me sentí arropada desde niña. Fui la pequeña de siete hermanos de los cuales a dos no llegué a conocer; murieron en la post guerra a muy corta edad y eso marcó de por vida a mi madre. Fui criada como si estuviese en una burbuja de cristal. En casa nunca oí hablar de política y tampoco de la crisis. Sin embargo en la adolescencia me di cuenta de que había gente de distintas clases: ricos, clase media, pobres, lo cual saltaba a la vista observando sus hábitos cotidianos.

Contaba mi madre que vino a servir a Bilbao porque no le gustaba la vida que se hacía en el pueblo, quería algo mejor. Ella no sabía lo que le depararía la vida en la capital, sus hermanas habían venido antes y en sus cartas le decían que no fuera tonta que merecía la pena. Dejó a sus padres apenados, pero a ellos con las tierras no les faltaría de nada.

Leer más ...

Una mujer que nació en tiempos revueltos

Autor:

Isabel Agote

Edad:

 80 años

Localidad:

Trapagaran

Corrían los años treinta, yo vivia en Uragalla (Galdames) un barrio compuesto por media docena de casas. En una de ellas estaba el bar Charlot, que también hacía las veces de tienda de ultramarinos. Las viviendas eran de piedra con pequeñas habitaciones, carentes de luz y agua. La fuente más cercana estaba monte arriba, a una hora de camino. La escuela estaba ubicada en la Elvira.Pasé mi adolescencia carente de muchas cosas. Todo era racionado, hasta el baileEstaba tan lejos que mi madre nos llevaba la comida, para no tener que hacer el recorrido cuatro veces al día. Mi padre trabajaba en las entrañas de la mina, otros a cielo abierto. Los días que llovía no trabajaban, pero tampoco cobraban. No había Seguridad Social. Las viudas al no percibir pensión eran desahuciadas de sus viviendas. Los hijos debían abandonar la escuela con siete años para entrar a trabajar a la mina.

Leer más ...

Despertad, jóvenes, despertad

Autor:

Pilar Zurro

Edad:

 67 años

Localidad:

Trapagaran

Hoy es una fecha muy especial para Andrea. Nos encontramos ante una mujer que  ha conseguido llegar a cumplir sus cien años. Ella ha conseguido lo  que muy pocos tienen la oportunidad de celebrar. Y los que llegan, no todos tienen la capacidad de respuesta como la señora a la que en estos momentos  vamos a darle un pequeño homenaje.

Con estas palabras inicia el pequeño evento el Sr. Alcalde, al que le acompaña  toda la junta directiva en el salón del Club de Jubilados del Municipio. Andrea se encuentra sentada en el centro del escenario arropada por familiares y amigos. Sus grandes ojos azules de tiempo atrás, hoy se ven  pequeños y cansados. Su pelo blanco y la orografía de su piel delatan el transcurrir del tiempo. La mujer está emocionada y a la vez satisfecha por haber vivido una vida.  La vida, que le tocó vivir.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Organiza

SpanishESEuskaraeu-ES